MORENA PELIGROSA Y ROMÁNTICA

MORENA PELIGROSA Y ROMÁNTICA

Es la historia de un robo de guante, digámosle, no-tan-blanco-como-pensábamos. Acaba la frase: Sin humor La vida es un absurdo, un vagar triste a través del cosmos sobre un planeta que se muere, un viaje desesperado hacia ninguna parte. ¡Y bueno, con humor también! Pero. ¿y las risas que nos echamos por el camino? ¿Eh? ¿Eh, eh? Los andaluces tienen gracia pero la retranca gallega es ¡la que le pone el rabo a las cerezas! Una buena novela es como el rock and roll pero sin dejarte los riñones en los asientos de una furgoneta destartalada, la espalda en un millón de aeropuertos, la nariz en cada camerino, y los calzoncillos olvidados en un hotel distinto cada vez; sin hernia discal; sin resaca; sin descubrir que en los bolsillos no llevas más que una púa, el teléfono de sabe dios quién, y ni un sólo duro; sin el pánico de cada mañana a echarle un vistazo al otro lado de la cama, a ver qué demonios te encuentras esta vez (por favor, si vuelve a ser una señal de tráfico, ¡que por lo menos esta vez me haya dejado al guardia urbano atrás!); y sin el riesgo de morir después de cada borrachera ahogado en vómito (ah, si por lo menos fuese en tu propio vómito.). No siendo por esos pequeños detalles, diría que viene siendo lo mismo, oiga. Lo más divertido que se puede hacer sin reír es ¡Nada! (Y por si están pensando en el sexo, ¡ni de coña! ¡Si uno no se ríe, es que la cosa no es divertida! Yo, de hecho, siempre acabo partiéndome de risa. Y mi pareja también. Ahora ya sólo falta que los dos nos riamos de lo mismo. ¡O por lo menos que ninguno de los dos se ría de mí! Ese día, amigos, ese día será épico. Esto. ¿de qué estábamos hablando? No me voy a morir sin dejar claro que yo, la eutanasia, ¡la defiendo a muerte! En las fiestas soy el que se equivoca de dirección, y entra gritando "¡Venga, que no pare la juerga!" en pleno velatorio. Empecé a escribir por una cuestión de principios. También podría haberlo hecho por una de finales, pero qué quieren que les diga, no tendría la misma gracia: nada más empezar la novela ya sabrían quién es el asesino. La novela con la que mejor me lo he pasado es la que todavía tengo en la cabeza. (Y sí, por si se lo están preguntando, la tengo enorme. La cabeza, quiero decir. Bueno, y lo otro también. ¡La novela, ya saben! No se vayan a pensar que me estoy refiriendo a. Porque ni mucho menos, ¿eh? Ahí sí que no. Ya mi madre me lo decía, "con esa cosita, hijo mío, no te veo yo futuro." Oiga, miren, mejor dejémoslo aquí. ¿Les he dicho ya que son ustedes un público maravilloso?). 
Últimas unidades en stock
14,42 €

Descripción

Descripción:España, 2015. Encuadernación de tapa blanda. 24x14cm.

Detalles del producto

Editorial
Versátil
Estado
Nuevo
Autor
Feijoo,Pedro
Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información desde su navegador Web.